Promover el liderazgo en las niñas de hoy es la mejor manera de convertirlas en las futuras líderes del mañana. El empoderamiento femenino juega un rol fundamental en este proceso en el que las niñas descubren y desarrollan las capacidades o talentos que poseen para hacer frente a un mundo lleno de adversidades.

Niñas empoderadas y líderes

En la actualidad son cada vez más las organizaciones internacionales que impulsan el empoderamiento y el liderazgo de las niñas a nivel mundial. Importantes instituciones como ONU y UNICEF promueven el acceso a la educación para las niñas así como la igualdad de género entre ellas y sus pares varones.

Pero, ¿por qué existe este interés en empoderar especialmente a las niñas? En el mundo entero son ellas las principales víctimas de la violencia, la pobreza y la discriminación tan sólo por el hecho de ser mujeres. Por eso resulta de vital importancia que rompamos estas barreras y permitamos que la salud, la educación y el bienestar integral de las niñas se convierta en prioridad para que así puedan crecer en entornos en donde el respeto a sus derechos y la igualdad de género sean una realidad para todas.

 

 

igualdad de genero

El futuro de las niñas está en nuestras manos, hagamos que su presente sea el lugar ideal para que aprendan a tener confianza en ellas mismas y a hacer realidad las metas que se propongan. Si eres papá o mamá de una niña tienes una gran oportunidad: contribuir a que desarrolle o fortalezca su liderazgo.

Cómo hacer que tu hija sea una líder

Si bien no existe una fórmula mágica para aprender cómo ser un líder y las características de un líder son múltiples, puedes poner en práctica esta serie de consejos para que tus hijas descubran algunas habilidades de liderazgo desde su niñez.

Entre las más destacadas características de un líder se encuentra un rasgo esencial: el saber trabajar en equipo. Si a tu hija le interesa practicar algún deporte de equipo o alguna actividad recreativa grupal no dudes en motivarla, ya que al relacionarse con niñas y niños de su edad podrá aprender algunas valiosas lecciones sobre el respeto, el compañerismo y la tolerancia, las cuales le serán útiles en su camino hacia el liderazgo.

En cualquier actividad que ella realice, enséñale a manejar el fracaso tanto como le enseñas a disfrutar del éxito. La perseverancia es una de las características de un líder, por lo tanto aprender a aceptar que a veces se pierde y a veces se gana es de vital importancia para tu hija.

Otro rasgo a la hora de aprender cómo ser un líder es saber negociar. Cuando tu hija te pida algo, en lugar de responderle de manera afirmativa o negativa, proponle que te argumente el motivo de su petición. Puedes luego hacerle una oferta al respecto con el objetivo de que ella aprenda a refutar tus argumentos y a elaborar los suyos. El arte de la negociación implica saber llegar a acuerdos con otras personas.