Las niñas se empoderan cuando tienen confianza en sí mismas y cuentan con los recursos necesarios para desarrollar sus capacidades al máximo. Tu responsabilidad, como padre o madre de familia, es acompañar a tu hija en su camino hacia el empoderamiento que la convertirá en una mujer exitosa y feliz.

¿Qué es empoderamiento?

emprendimiento para jóvenes

Aunque es una palabra que se emplea cada vez más, a muchas personas todavía no les queda claro qué es empoderamiento femenino. Este término hace referencia al proceso a través del cual una mujer adquiere una mayor seguridad en sí misma y lo hace gracias al acceso a ciertos recursos como una educación inclusiva, salud integral y empleo digno.

El empoderamiento es una herramienta fundamental para generar emprendimiento tanto en las mujeres adultas como emprendimiento para jóvenes o adolescentes. Sin embargo, para que existan adolescentes, jóvenes y adultas emprendedoras y empoderadas se debe brindar a las mujeres un entorno adecuado de crecimiento desde su niñez.

Niñas empoderadas

educación inclusiva

 

Para criar niñas empoderadas es necesario fortalecer su autoestima y su autonomía, dos factores muy importantes para que ellas crezcan con una percepción positiva de sí mismas.

– La autoestima es la opinión que una persona tiene de ella misma, es decir, lo que siente y lo que piensa sobre su apariencia y su personalidad. Para promover una alta autoestima en las niñas hay que dejar de centrarse en su aspecto físico como si este fuese el atributo más importante que ellas poseen. Es común que las niñas sean halagadas tan sólo por su belleza o por la ropa que llevan puesta, pero ellas son mucho más que su aspecto físico.

Cuando converses con tu hija recuérdale cuáles son las otras cualidades que la caracterizan como pueden ser su empatía con los demás, su habilidad matemática o su talento para cantar, por ejemplo.

– La autonomía es la capacidad que una persona tiene de realizar tareas y actividades por sí misma, sin depender de alguien más. Una niña autónoma es aquella que tiene iniciativa cuando se trata de realizar una acción propia de su edad, no suele pedir ayuda continuamente ya que ha desarrollado un nivel de independencia con respecto a sus padre o hermanos mayores.

En el caso de las niñas suele ocurrir que los padres son más sobreprotectores que con sus hijos varones pues creen que ellas son más frágiles y están expuestas a más peligros. Pero si bien es bueno tomar precauciones para cuidar la integridad física, mental y emocional de tu hija, es necesario también que permitas que actúe con cierto margen de libertad que le permita desarrollar su sentido de autonomía.

De igual manera es recomendable dejar de exigirles que sean perfectas y que hagan todo bien, es mejor hacer críticas constructivas cuando se equivocan para que les quede claro que cada error es fuente de un aprendizaje nuevo. Enséñales que aunque fallen alguna vez pueden conseguir lo que se propongan si no se dan por vencidas.

Recuerda que empoderar a tus hijas es uno de los regalos más grandes que puedes hacerles porque el empoderamiento mejora su calidad de vida y hace de ellas las futuras líderes del mañana.