Un cambio de colegio puede ser muy agotador para muchos niños, ya que cambiar de ambiente, amigos y profesores es algo que les puede producir mucho estrés al romper con su estabilidad y tranquilidad. Por eso hoy te daremos algunos consejos que puedes seguir para que puedas ayudar a los más pequeños de la casa en este proceso de cambio

Importancia de la educación

El primero en saber

Es importante que tu hijo sepa que tendrá un nuevo colegio desde que tomamos la decisión. No esperes que falten unos días para el inicio de clases por que esto puede ser muy traumante, tiene que adaptarse y aceptar el cambio con mucho tiempo, recuerda que son niños y se demoran en procesar muchas cosas.

Algo para que sea menos difícil el cambio puede ser que te ayude a buscar un nuevo colegio, puedes visitar distintas instalaciones con él o ver fotos en internet. Al final es solo una referencia, ya que la importancia de su educación al elegir un buen colegio depende de ti.

 

Juntos en el primer día

Antes de su primer día puedes llevar a tu hijo de compras por sus nuevos útiles escolares esto le causará mucha ilusión. Si quieres que se sienta un poco más familiarizado puedes ir días antes para que conozca las instalaciones o su salón y no esté perdido el primer día. No lo vayas a dejar solo el primer día, esto es para darle seguridad ante un lugar nuevo.

Si el colegio es muy grande y lleva cursos en distintos salones puedes ayudarlo dándole su horario de clases días antes para que sepa muy bien en que salones le toca. También indicarle cuáles son las normas del nuevo colegio para que no tenga problemas los primeros días de clases.

Niños en la escuela

Una nueva oportunidad

Ayúdale a ver el cambio como una nueva oportunidad para conocer nuevos amigos, nuevos lugares, realizar nuevas actividades como el basket, natación o algún deporte que le interese. Recálcale siempre lo positivo de su nuevo colegio como el patio más grande, la biblioteca con más libros, el almuerzo más rico para que acepte el cambio con entusiasmo siempre y cuando no sean mentiras para no generar falsas expectativas.

Una forma de ayudarlo a hacer nuevos amigos puede ser mandándole snacks saludables extra para que así lo pueda compartir con los niños en la escuela. Si es muy pequeño puedes ponerle algo que le guste mucho dentro de su mochila como algún peluche o cobija.

 

Compréndelo en todo momento

Los primeros días habla con él, pero sin agobiarlo, pregúntale que tal le fue con los niños en la escuela, las clases, los profesores y deja que responda y exprese sus opiniones, sus miedos o deseos respecto a este gran cambio. No lo presiones recuerda que son niños y no pretendas que hagan nuevos amigos solo con una semana en el nuevo colegio pues le puedes generar ansiedad.

Si ves que tiene algún tipo de problema al comienzo habla con sus profesores, ellos serán tus mejores aliados en este nuevo cambio, ya que muchas veces ante el cambio pueden perjudicar a su rendimiento escolar. Apóyalo con una aptitud positiva pero no desesperada.

No olvides que la importancia de su educación es tan relevante como su bienestar emocional. Que tu hijo se adapte a un nuevo colegio será cuestión de tiempo. Ten paciencia con él y transmítele cariño y seguridad.