Los niños están en constante aprendizaje, desde que ingresan al nido, su paso por la primaria y secundaria. El apoyo de los padres es muy importante para que cada etapa pueda ser la mejor, fortalezca la confianza en ellos mismos, disfruten de esos días y sepan cómo ser un buen estudiante.

Qué niño no quiere sentirse apoyado, respaldado y reconocido por cada paso que da. Es por eso que debemos estar atentos cuando nuestro hijo saca una buena o mala nota, participa en actividades en la escuela o hace amigos o le es difícil socializar.

Por esto es por lo que hoy vamos a dar algunos consejos sobre cómo mejorar la seguridad de nuestro pequeño durante sus días en la escuela.

Seguridad de niños en el colegio

Asiste y participa con tu pequeño a las actividades escolares

Un niño siempre va a mejorar su desempeño si ve que sus padres están involucrados en cada paso que da. No podemos minimizar las actividades donde él participa, desde las reuniones de padres hasta los días festivos. Todos los días son importantes cuando se trata de nuestro hijo.

Pero no solo con ir a la escuela cada vez que nos citan, basta. Podemos adelantarnos y estar preparados. Visitemos el sitio web del colegio o pidamos el calendario de actividades a desarrollarse en el año. Nuestro hijo se llevará una bonita sorpresa al saber que estamos siempre atentos a todo lo que pasa.

Valora y felicita sus logros o caídas

Nosotros ya sabemos que tanto los logros como las caídas son una fuente maravillosa de aprendizaje, pero nuestro niño aún está por aprenderlo. Estar con él, aconsejarlo y alentándolo en cada logro o caída que pueda tener en la escuela (Una calificación, un concurso, etc.) es un punto clave para fortalecer su autoestima y su seguridad al hacer un nuevo intento.

Es importante tener en cuenta que, ante una caída o un logro, no debemos engreírlo con exceso, un reconocimiento por su esfuerzo siempre es bueno, pero es necesario que aprenda a hacer las cosas por autosuperación y satisfacción personal y no por recibir algo material de nosotros.

Permite que participe en talleres

No limites su aprendizaje, los niños son muy curiosos y es bueno que exploren diferentes cosas. Si desea ingresar a algún taller, acompáñalo y aliéntalo. Que sepa que no está solo y que contará contigo.

Es necesario que él pueda decidir por si mismo, a veces por creer que es lo mejor, obligamos a nuestros hijos a que hagan algo que no los hace realmente felices.

Tarea de niños

Apóyalo en sus tareas

Las tareas, por más fáciles o difíciles que parezcan, son una oportunidad de compartir con los pequeños. Hacer las tareas con los niños no quiere decir que las haremos nosotros, ese es uno de los más grandes errores que podemos cometer. Dejemos que ellos sientan el esfuerzo de realizar sus deberes y sean reconocidos con una buena nota por ello.

Estar a su lado, querer asegurarnos de que entiendan lo que hacen y responder a sus dudas es el objetivo de acompañarlos en sus tareas.

Enséñele buenos hábitos de estudios

Los hábitos de estudio se enseñan dese pequeños e impulsará a que pueda alcanzar un mejor rendimiento académico. Todo influye por más que no parezca:

  • Desde crear un espacio dedicado a estudiar, libre de distracciones.
  • Ayudarlo y enseñarle a planificar sus tareas y prioridades.
  • Supervisar y motivarlo en lo que hace.
  • Aprender no tiene que ser aburrido, busquen maneras divertidas para aprender ciertas cosas.
  • Reconocer su esfuerzo sin mal acostumbrarlo a cosas materiales.

Recuerde que su niño lo verá como ejemplo

No cabe dudas que el ejemplo que le podamos dar a nuestros hijos valdrás mucho más que cualquier palabra que le digamos.

Si nos levantamos tarde, si no hacemos las tareas que nos corresponden en casa o si dejamos todo para más tarde, nuestro niño entenderá que actuar así está bien.

Por el contrario, si nos dedicamos a leer, a hacer nuestros deberes, nos levantamos temprano y somos un ejemplo de trabajo y dedicación, ten por seguro que complementará muy bien lo que viene aprendiendo y su sentido de responsabilidad se fortalecerá.

 

Nuestro rol de padres tiene que ir más allá de darle un techo y llevarlo a ala escuela. Es importante estar cerca y acompañar a los pequeños en cada paso que dan y en cada cosa que aprenden.

En el futuro veremos los resultados de la educación que recibió en la escuela, pero sobre todo lo que aprendió desde casa.