Tener una mascota en casa no es tan fácil como parece por esto deberás enseñarle a los más pequeños todos los cuidados que necesitan y que ellos deberán asumir. Lo más recomendable es tener mascotas cuando los niños tienen mas de tres años para que puedan ayudar a darles sus comidas o limpiar su casita, pero si queremos que tengan plena responsabilidad puedes esperar hasta que cumplan seis años. Sigue estos consejos para que ellos puedan aprender cómo cuidar a su pequeño amigo.

Cuidar una mascota

Visitar al veterinario:

Es importante que vayas primero al veterinario para que él, como especialista, te pueda decir qué animal es el que mejor se puede adaptar a tu hogar, ya que hay muchos tipos de animales para niños.

También podrás informarte y aprender junto con tu hijo o hija sobre sus cuidados, alimentación y forma de vivir de tu nueva mascota. Con esta visita también sabrá que el veterinario es el doctor de su mascota y es quien lo ayudara si algo malo pasa.

Darles de comer

Enséñale a tu hijo los horarios y proporciones de alimento que deberá darle a su nueva mascota, es recomendable que los primeros días lo hagas tú para que pueda aprender hasta que lo haga solo. Por ejemplo, un pez puede comer de 6 a 7 veces durante el día en pequeñas cantidades a diferencia de un gato o perro. También es necesario que le enseñes o tenga apuntado en su habitación qué alimentos no le puede dar a un animal como los dulces o ciertas hiervas en el caso de hámster o conejos.  Datos como estos son de vital importancia que debe saber tu hijo para tener una mascota.

Siempre tenerlos limpios

El cuidado de los animales es muy importante y tu hijo debe tener esto muy claro, enséñale a cómo limpiar la zona donde su mascota duerme y cada cuánto tiempo lo tendrá que hacer. El tipo de aseo cambia según el animal por lo que deberás enseñarle el cuidado de cada uno si tienes mas de dos animales distintos en casa, por ejemplo, si es un gato se le cambiara la arena y si es un perro deberá aprender a limpiar sus heces tanto en la casa como en el parque. Todo eso siempre bajo tu supervisión y con todos los cuidados necesarios.

Hora del juego.

El paseo, los juegos y los mimos los ayudaran a conocerse mejor y tener una bonita relación, pero siempre debes supervisar esto y enseñarle qué tipo de juegos no puede realizar tu hijo con su mascota. Deben tener cuidado con los gatos, hámster y animales exóticos que suelen ser un poco salvajes e inesperados y pueden arañar o morder si no se les trata con cuidado. Incluso los perros más dóciles pueden atacar si un hijo no aprender a jugar con cuidado.

Cuidado de mascotas

Son seres vivos

Por ultimo y no menos importante un niño deber aprender a tratar con respeto a un animal, debe saber que es un ser vivo y no un juguete. Debemos hablar con nuestros hijos y enseñarles que si no trata bien a un animal este dejará de querer estar a su lado o le cogerá miedo. Mientras que si lo cuida y lo educa adecuadamente siempre estará a su lado y será su gran amigo.

Recuerda que, tener una mascota es una responsabilidad muy grande y de toda la familia y debemos asumir que al final seremos nosotros los que deberemos ayudar a nuestros hijos con el cuidado de sus animales.