¿A qué edad un niño debe adoptar un perro?

Si bien es cierto que tener un perro en casa es muy divertido para un niño, criar a una mascota también representa una responsabilidad por eso es importante saber qué edad es la mejor para que tu hijo se haga cargo del cuidado de un animal.

La edad ideal para adoptar un perro

La edad ideal para adoptar un perro

La relación entre niños y mascotas es una de las más entrañables y para muchos adultos forma parte de los recuerdos más inolvidables de su infancia. Sin duda alguna, entre los animales para niños más comunes los perros ocupan un lugar especial.

Si has tomado la decisión de adoptar un perro para que tus hijos disfruten de esta experiencia es necesario tener en cuenta cuál es la edad adecuada que ellos deben tener para que este nuevo integrante del hogar se convierta en parte de tu familia.

A partir de los cinco o los seis años tu hijo se encuentra capacitado para reconocer a un perro como su mejor amigo y diferenciarlo de un juguete. A esa edad, niños y mascotas se pueden relacionar mejor porque tu hijo ha alcanzado la madurez suficiente para comprender que un perro es un ser vivo que necesita cuidados, atención y cariño y que no es un objeto a su disposición y del cual puede deshacerse cuando termine de jugar con él.

Adoptar un perro no es juego

Adoptar un perro no es juego

Tener una mascota en casa no es sólo fuente de alegría para un niño sino que además puede ser la oportunidad perfecta para que tu hijo aprenda algunas lecciones sobre la responsabilidad y la empatía.

Los animales para niños implican una serie de tareas de cuidado que, desde los cinco o seis años, tu hijo ya puede realizar. Lo más recomendable es designarle una responsabilidad de acuerdo a la edad que él tenga. Al darle una tarea que cumplir le estás enseñando a tu hijo la importancia de ser responsable y cumplir con aquello con lo que se ha comprometido a hacer. Tú, desde tu rol como mamá o papá, puedes acompañarlo y guiarlo en la realización de esos quehaceres diarios para cuidar a su mascota.

Estas son algunas tareas que tu hijo puede realizar de acuerdo a la edad que él tenga:

– 5 a 6 años: darle comida y agua al perro y cepillar su pelo son las primeras actividades que tu hijo puede hacer siempre y cuando te encuentres a su lado para supervisarlo y ayudarlo.

– 7 a 11 años: además de encargarse de la alimentación y cepillado del perro, tu hijo puede ocuparse, junto a ti, del baño del animal.

– 12 años en adelante: los cuidados diarios de la mascota ya pueden formar parte de las responsabilidades cotidianas de tu hijo, pero a ellas puedes añadir el paseo del perro, siempre usando una correa.

Otro factor importante es que cuando eliges perros en adopción le estás enseñando a tus hijos, con tu ejemplo, a ser empático con los animales. Adoptar un perro significa ser consciente de que hay muchas mascotas que son abandonadas en las calles y que, luego de ser acogidas por un albergue, se encuentran a la espera de una familia que cuide de ellas. Un niño que se hace cargo de perros en adopción es un niño que sabe desde su más tierna infancia lo que es la compasión por los animales.